MENÚ
  • Que ver en Carcassonne

    Carcasona, una joya medieval incrustada en el corazón del sur de Francia, se alza como un portal al pasado, con su majestuosa ciudadela fortificada dibujando un escenario digno de un cuento de hadas. Imagina un lienzo bordeado por una imponente doble muralla que se extiende a lo largo de tres kilómetros, salpicado por 52 torres majestuosas que tocan el cielo. Eso es Carcasona, una visita obligada que encierra historias y misterios en cada piedra.

    Dentro de sus muros, te aguardan joyas escondidas: panorámicas que te quitarán el aliento desde sus privilegiados miradores, la sobrecogedora belleza de la Basílica de Saint Nazaire, y la posibilidad de perderte en el laberinto de la Puerta de Narbona y el Castillo de Carcasona. Pero la aventura no termina aquí.

    Baja a la ciudad y sumérgete en sus encantadoras calles medievales, donde podrás descubrir tiendas de artesanías que desbordan la esencia local, saborear la deliciosa gastronomía regional y degustar el famoso Cassoulet, un guiso que calentará tu espíritu.

    Pero no olvides reservar algo de tiempo para perderte en los cautivadores museos de Carcasona. Son como cofres del tesoro que aguardan para desvelarte los secretos que esta mágica ciudad ha conservado durante siglos.

    Descubriendo Carcasona

    Carcasona, una joya incrustada en el tapiz del sur de Francia, es un espejismo medieval que resuena con el eco de las edades, oculto en las sombras de sus calles empedradas y murallas imponentes.

    Historia de Carcassonne

    Un poco de la historia de Carcasona

    Carcasona tiene sus raíces profundamente hundidas en los anales del tiempo, con huellas de civilizaciones celtas y romanas en su esencia. Pero fue en la Edad Media cuando Carcasona floreció verdaderamente, convirtiéndose en un crisol de conflictos y conquistas, una joya codiciada por reyes y señores feudales desde el siglo V.

    El siglo XII trajo consigo la construcción de la ciudadela fortificada, un bastión de defensa contra invasiones, que durante el periodo de los cátaros, se convirtió en un faro de resistencia religiosa, desafiando un prolongado asedio.

    La ciudadela medieval de Carcasona

    Con una doble muralla que serpentea a lo largo de tres kilómetros, y tachonada con 52 torres que parecen desafiar al cielo, la ciudadela ofrece vistas que te dejarán sin aliento. Cada año, multitudes se agolpan para admirar este espectacular testimonio de la arquitectura, cuya silueta imponente se dibuja en el horizonte como un sueño hecho realidad.

    La ciudadela medieval de Carcasona es un vívido mural de la arquitectura y la historia de épocas pasadas. Su restauración en el siglo XIX no solo preservó su autenticidad histórica, sino que elevó a Carcasona al pedestal de ser la mayor ciudadela fortificada de Europa.

    Cómo llegar a Carcasona

    Carcasona te invita a descubrirla y se asegura de que llegar sea tan fácil como sea posible desde una variedad de lugares. Si eliges surcar los cielos, el Aeropuerto de Carcasona te espera, todo y que puede ser complicado encontrar vuelos a este pequeño aeropuerto.

    Para los amantes del tren y del paisaje que se despliega desde la ventana, hay conexiones directas desde vibrantes metrópolis como Toulouse o la nuestra querida Barcelona, permitiéndote sumergirte en la experiencia de viaje antes de llegar a tu destino.

    Y si la carretera te llama, como nos pasa a nosotros, la cite esta situada cerca de la autopista A61, eso sí, te recomendamos llegar pronto para poder aparcar en uno de los parkings cercanos a la cite, si llegas tarde es posible que tengas que darte una caminata desde donde dejes el coche. Por cierto.. parking de pago claro esta…

    Mejor época para visitar Carcasona

    Carcasona, con su belleza eterna y su atractivo atemporal, te invita a descubrirla en cualquier momento del año, cada estación poniendo su propio toque único en este escenario medieval.

    La primavera y el verano traen un vibrante despertar a la ciudad, cuando Carcasona se transforma en un tapiz de festividades y eventos, bajo un clima que invita a explorar y descubrir. Sus calles y plazas se llenan de risas y alegría, y la ciudadela parece contagiarse de esta efervescencia.

    En otoño e invierno, Carcasona se recoge en una manta de tranquilidad, adquiriendo un halo de misterio que lo envuelve todo. Es el momento ideal para aquellos que buscan una experiencia más personal y íntima, donde puedes pasear por las empedradas calles de la ciudadela con la sensación de tenerla toda para ti.

    Pero no importa cuándo decidas visitar, Carcasona te estará esperando, lista para cautivarte con su historia que parece cobrar vida en cada rincón y su belleza que desafía al tiempo y deja una huella imborrable en el corazón de todo aquel que la visita.

    Explorando la ciudadela de Carcasona

    La ciudadela de Carcasona es un laberinto de maravillas, un bastión de la historia y la belleza que te invita a perderte en sus recovecos. Las murallas se alzan como centinelas del tiempo, rodeando un castillo cuya majestuosidad te deja sin aliento, y una basílica que se erige como un testamento de fe y arte.

    La Puerta de Narbona, con su apariencia imponente, parece un guardián que custodia los secretos de la ciudadela, mientras que las torres vigilantes se elevan hacia el cielo, desafiando la gravedad y el paso del tiempo.

    Mientras te adentras en este escenario, podrás deleitarte con vistas panorámicas que parecen sacadas de un cuento de hadas desde sus privilegiados miradores. Es un viaje a través de las edades, una inmersión en el encanto medieval que envuelve a esta ciudad fortificada, una experiencia que cala hondo y perdura en el recuerdo mucho después de haber abandonado sus murallas.

    Las imponentes murallas de Carcasona

    Murallas de Carcasona

    Las murallas de Carcasona, emblema de la ciudadela, son una maravilla que te cautiva desde el primer vistazo. Con una longitud que se despliega a lo largo de tres kilómetros, estas murallas dobles abrazan la ciudad, erigiéndose como su protectora, y salpicadas por 52 torres que se alzan como guardianes pétreos, otorgándole una presencia imponente.

    Un paseo a lo largo de sus almenas no es solo un viaje a través de la historia, sino también una ventana a vistas panorámicas que roban el aliento. Desde allí arriba, la ciudad se extiende bajo tus pies, un tapiz de tejados y callejones, y los campos y montañas circundantes parecen pintados al pincel en el horizonte. Es una experiencia que embriaga los sentidos y te deja con una sensación de asombro que perdura mucho después de que el paseo ha terminado.

    El majestuoso Castillo de Carcasona

    ciudadela medieval de Carcasona

    El Castillo de Carcasona, corona brillante de la ciudadela, se erige como una majestuosa presencia que domina el paisaje. Esta joya arquitectónica del siglo XII cuenta con nueve torres que se elevan hacia el cielo, una elegante capilla románica y un foso que dibuja un círculo de protección a su alrededor.

    Pasar sus portones es como atravesar un portal hacia otra época. Sus paredes de piedra susurran historias de la Edad Media, sus pasadizos secretos parecen invitar a la exploración y la aventura. Las ventanas se abren a vistas panorámicas que abarcan el serpenteante río Aude, un espejo de agua en el valle que refleja el cielo y la belleza del entorno.

    Una visita al Castillo de Carcasona es una danza con la historia, una experiencia sensorial que te envuelve en su abrazo medieval y te deja con una huella imborrable de la rica tapestría histórica que la ciudadela tiene para ofrecer.

    La Basílica de Saint Nazaire

    basilique saint nazaire de carcassonne

    Anidada en el corazón de la ciudadela, la Basílica de Saint Nazaire emerge como un tesoro de piedra y vidrio, una oda a la creatividad humana. Esta joya arquitectónica, que se elevó entre los siglos XI y XIV, es un magnífico tapiz de estilos románico y gótico, entrelazándose en un espectáculo visual inolvidable.

    Su presencia es tan imponente como los cuentos que alberga en su interior. Las vidrieras, que datan de los siglos XIII y XIV, parecen bañar el espacio en un caleidoscopio de luz y color, narrando historias bíblicas y legendarias a través del arte del vitral.

    Para los amantes del arte y la historia, la Basílica de Saint Nazaire es un viaje imprescindible a través del tiempo y la belleza. Un paseo por su nave y capillas es como caminar a través de las páginas de un libro de historia ilustrado, una oportunidad para maravillarse con la habilidad y la visión de los artistas y artesanos de antaño.

    La Puerta de Narbona y sus torres

    La Puerta de Narbona

    La Puerta de Narbona, punto de partida para la aventura en Carcasona, es una bienvenida visualmente impresionante a la ciudadela. Esta joya arquitectónica del siglo XIII, es uno de los lugares más fotogénicos de la ciudad, se yergue con dos torres que parecen tocar el cielo, y un puente levadizo que, en su tiempo, se alzaba y bajaba sobre un foso, guardando la entrada a este mundo mágico.

    Cruzar la Puerta de Narbona es como traspasar un umbral en el tiempo, un paso hacia un mundo rebosante de encanto medieval y envuelto en un velo de misterio. Deja que las huellas de la historia te guíen a través de este portal, y te prometemos que la ciudadela de Carcasona te recompensará con una experiencia que roza lo mágico.

    Los miradores panorámicos de Carcasona

    Los miradores panorámicos de Carcasona

    Para una vista que abarca toda la majestuosidad de la ciudadela, nada supera a los miradores de Carcasona. Estos puntos privilegiados, ubicados estratégicamente, te ofrecen la posibilidad de admirar el horizonte de la ciudad, donde las murallas se dibujan como cicatrices en el paisaje, y el castillo se erige con orgullo como un guardián eterno.

    Desde allí, podrás sumergirte en la belleza del valle del río Aude, un manto verde que se despliega a los pies de la ciudadela, intercalado con el azul sereno del río que serpentea por el paisaje. Estos miradores son el escenario perfecto para captar la grandeza de Carcasona, un lugar donde puedes respirar la magia del entorno y capturar instantes que perdurarán en tu memoria mucho después de que el viaje ha concluido.

    Recorriendo la ciudad baja de Carcasona

    La ciudad baja de Carcasona es una visita obligada que ofrece una experiencia única. Sumergirse en sus calles medievales es como retroceder en el tiempo y descubrir la auténtica esencia medieval de la ciudad.

    La experiencia medieval en la ciudad baja

    Al explorar la ciudad baja de Carcasona, te encontrarás con encantadoras calles empedradas y casas de piedra que evocan la vida medieval. Pasea tranquilamente y admira la arquitectura tradicional mientras te sumerges en la atmósfera de antaño.

    Lugares destacados en la Bastida de San Luis

    Un punto destacado de la ciudad baja es la Bastida de San Luis. Esta zona es famosa por su amplia plaza, la Place Carnot, donde se concentra la vida social y comercial de Carcasona. Aquí podrás disfrutar de restaurantes, cafés y tiendas con encanto.

    Las calles medievales y las tiendas artesanales

    Recorrer las calles medievales de la ciudad baja es todo un deleite. Podrás encontrar pequeñas tiendas artesanales donde comprar productos locales y souvenirs únicos. Explora cada rincón y descubre la artesanía auténtica de Carcasona.

    Gastronomía local: el famoso cassoulet

    No puedes dejar Carcasona sin probar el cassoulet, un plato tradicional de la región de Languedoc. Este delicioso guiso se elabora con alubias blancas, carne de cerdo y embutidos. Si eres amante de la comida, esta es una experiencia culinaria que no te puedes perder.

    Museos y otros lugares de interés en Carcasona

    Carcasona no solo cuenta con una impresionante ciudadela y calles medievales, sino que también alberga varios museos y otros lugares de interés que vale la pena visitar durante tu estancia en la ciudad. Sumérgete en su fascinante historia y descubre más sobre la vida medieval en Carcasona.

    Museo de la Inquisición

    El Museo de la Inquisición te transportará al pasado oscuro de la ciudad. Explora las salas del museo y descubre los métodos de tortura utilizados durante la Inquisición. A través de exhibiciones y artefactos históricos, podrás conocer más sobre el poder y la crueldad de esta institución.

    Museo de las Torturas Medievales

    Si deseas adentrarte en los aspectos más sombríos de la Edad Media, el Museo de las Torturas Medievales es una parada obligada. Aquí encontrarás una colección única de instrumentos de tortura utilizados en aquellos tiempos. Aprende sobre su funcionamiento y las terribles prácticas que se llevaban a cabo en aquellos tiempos.

    Museo de la Escuela

    Para aquellos interesados en la educación a lo largo de la historia, el Museo de la Escuela ofrece una visión fascinante de cómo era la enseñanza en el pasado. Explora aulas antiguas, exhibiciones de material educativo y descubre cómo era el día a día de los estudiantes de épocas pasadas.

    Lugares cercanos a Carcasona para visitar

    • Narbona: Esta encantadora ciudad se encuentra cerca de Carcasona y ofrece una variedad de atractivos, como su impresionante catedral gótica y su animado mercado.
    • Lagrasse: Ubicado en el corazón de la región de Aude, Lagrasse es un hermoso pueblo medieval con calles adoquinadas, casas antiguas y una abadía benedictina impresionante.
    • Colliure: Si deseas disfrutar de la costa mediterránea, no puedes dejar de visitar Colliure. Este pintoresco pueblo costero se encuentra a corta distancia de Carcasona y es conocido por sus playas de arena, su colorido puerto y su impresionante castillo.

    Alojamiento y consejos para tu visita a Carcasona

    Opciones de alojamiento en Carcasona

    Para disfrutar al máximo de tu visita a Carcasona, es recomendable alojarse dentro de la ciudad medieval para sumergirse completamente en su encanto histórico. Una opción recomendada es la Residencia Adonis La Barbacane, que ofrece cómodas habitaciones y se encuentra a poca distancia de los principales lugares de interés en la ciudadela. También encontrarás una variedad de hoteles y apartamentos en la ciudad baja, especialmente adecuados si buscas una experiencia más moderna pero cerca de los atractivos turísticos.

    Recomendaciones para disfrutar de Carcasona sin aglomeraciones

    Para evitar las aglomeraciones de turistas, se recomienda planificar la visita fuera de los meses de verano, cuando la afluencia de visitantes es mayor. Además, es aconsejable explorar los rincones de la ciudadela temprano en la mañana o al final de la tarde, cuando hay menos gente. Si deseas una experiencia más tranquila, considera pasar la noche en Carcasona y aprovechar la tranquilidad que ofrece el lugar una vez que los turistas diarios se hayan retirado.

    Consejos prácticos para aprovechar al máximo tu visita

    • Lleva calzado cómodo, ya que visitar la ciudadela requiere caminar por calles empedradas y subir escaleras.
    • No olvides llevar protección solar y agua, especialmente en los meses más cálidos.
    • Consulta los horarios de apertura de los lugares de interés y planifica tu visita en consecuencia.
    • Explora tanto la ciudadela como la ciudad baja para disfrutar de una experiencia completa en Carcasona.
    • Prueba el famoso cassoulet, el plato tradicional de la región, en uno de los pintorescos restaurantes locales.
    • Aprovecha los miradores panorámicos para obtener las mejores vistas de la ciudad amurallada.

    Con estos consejos y opciones de alojamiento, podrás disfrutar al máximo de tu visita a Carcasona y sumergirte en su impresionante historia medieval.

    TOP Vistos

    Preciosas calles Medievales en La Couvertoirade
    Islas Azores
    Picnic en Familia Tarragona
    Que Ver en Cinque Terre
    Que ver en Lisboa

    Escrito por:

    Francisco Muñoz

     

    Agente de Viajes 

     

    Blog
    7 febrero 2021

    Comentarios

    Deja el primer comentario

    Entradas Relacionadas

    No te lo puedes perder

    Viaje a Costa Rica en Privado

    Costa Rica en Privado

    Embárcate en una aventura inolvidable en Costa Rica. Explora San José, el Parque Nacional Tortuguero, el Río Pacuare, el Bosque…

    desde

    3285 €

    11 Días

    Washingthon Viaje Costa Este

    Costa Este de EEUU

    Descubre el noreste de los Estados Unidos con nuestro increíble viaje de 10 días. Explora Nueva York, Filadelfia, Washington D.C.,…

    desde

    2595 €

    10 Días

    Encuentro con Santa Claus

    Descubre la magia de Laponia con nuestra experiencia única para familias. Viaja desde Madrid o Barcelona a Rovaniemi y disfruta…

    desde

    1690 €

    5 Días

    Viaje Reyes Magos

    En busca de los Reyes Magos

    ¡Embárcate en una aventura mágica por el desierto del Sáhara, diseñada especialmente para familias! Este viaje te llevará desde Madrid…

    desde

    1860 €

    5 Días

    Abrir chat
    Hola 👋
    ¿En qué podemos ayudarte?